Conferencia Urban Psychology

En el marco del proyecto URBAN PSYCHOLOGY, el 25 de mayo de 2022 en el Bizkaia Aretoa se ha celebrado una conferencia para presentar los resultados de una encuesta sobre el estado emocional de nuestra metrópoli, que ha impulsado la Asociación Bilbao Metropoli-30, en colaboración con la UPV/EHU, la Universidad de Deusto, UNED Bizkaia, Mondragon Unibertsitatea y el Colegio de Psicología de Bizkaia, como primer paso de un proyecto que tiene como objetivo analizar y avanzar en el desarrollo de iniciativas que permitan incrementar la aportación de la psicología a la planificación urbana.

El diseño de los entornos en los que vivimos debe hacerse desde un acercamiento más holístico, que combine las visiones y experiencias no solo de quienes trabajan en el hardware físico de la ciudad, planificación y diseño urbano, arquitectura…, sino también de quienes se preocupan de los aspectos intangibles y soft.

Resulta preciso desarrollar un estudio sensorial y emocional del mundo urbano, de manera que podamos comprender mejor la experiencia vital y la vida emocional de la ciudad y su impacto en el bienestar y en el estado psicológico de las personas.

Este es el motivo por el que se ha puesto en marcha este proyecto, cuyo primer paso ha consistido en la realización de una encuesta de percepción que contribuya a ofrecer una primera evaluación del estado emocional de nuestra metrópoli tras la pandemia.

En este sentido la Directora General de Bilbao Metropoli-30, Idoia Postigo, ha subrayado los distintos elementos que justifican el desarrollo de este proyecto, entre los que se encuentra la necesidad de que nuestra psique se adapte al entorno urbano que es un hecho reciente en la historia de la humanidad y que, sin embargo, ha modificado radicalmente la manera de vivir de la especie humana. Postigo ha presentado el carácter ambivalente de la vida urbana, en la que los mismos aspectos que nos atraen, nos repelen a la vez.

Igualmente, la personalidad de la ciudad, la topofilia, el sentido de pertenencia, el contagio emocional y la identidad que nos proporciona el lugar que habitamos son elementos que vienen a fortalecer la necesidad de considerar a nuestras ciudades y metrópolis como experiencias emocionales y subjetivas y, por tanto, de incorporar la psicología social y medioambiental a la construcción urbana.

A continuación, la Rectora de la UPV/EHU, Eva Ferreira, ha participado en la apertura institucional del acto, destacando que “incorporar la psicología, desarrollar el impacto sensorial y emocional del entorno urbanístico en las personas, es una tarea atrayente y sugestiva, que puede completar el complejo análisis de la ciudad como fenómeno económico, social y cultural. En ese sentido, el proyecto Urban Psychology se constituye en una ambiciosa iniciativa, y sus resultados pueden ser una interesante herramienta para orientar el futuro diseño de la ciudad”.

Tras la apertura se han presentado los resultados de la encuesta sobre el estado emocional de la metrópoli en una mesa redonda en la que han estado presentes las universidades y el colegio de Psicología que han colaborado en el proyecto.

En primer lugar, Nuria Ortiz, Directora de la Facultad de Psicología de la Universidad de Deusto ha presentado como marco el estado emocional de la juventud universitaria, así como las estrategias utilizadas por la Universidad para ofrecer un acompañamiento específico en este ámbito.

Beñat Flores, Co-coordinador del grado en Humanidades Digitales Globales (HDG) por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de Mondragon Unibertsitatea ha abordado la metodología del estudio, en el que han participado un total de 781 personas residentes en el Bilbao Metropolitano, que cumplimentaron un cuestionario web y telefónico entre los meses de noviembre de 2021 y enero de 2022. Sus opiniones han permitido dar respuesta a los siguientes objetivos del proyecto: conocer el estado de ánimo (emociones y sentimientos) del Bilbao Metropolitano como ente colectivo; atender al grado de auto-eficacia de la propia metrópoli, identificar los mecanismos/estilos de afrontamiento frente a la crisis sanitaria, social y económica que venimos experimentando por la pandemia y, por último, identificar tanto las acciones de mejora como los agentes más oportunos en la mejora del estado emocional del Bilbao Metropolitano.

Aunque la muestra resulta estadísticamente significativa, los datos de la misma no permiten una generalización de resultados, pero resultan interesantes como primer paso para un diagnóstico emocional, en el que un 35,8% de las respuestas provienen de Bilbao, seguidas de un 26,5% de Margen Izquierda, un 17,8% de Margen Derecha, un 10,2% de Nervión-Ibaizabal, seguidos de porcentajes menores de Txorierri y Encartaciones.

Por su parte, Oscar Landeta, Profesor Tutor de la Facultad de Psicología de UNED Bizkaia, subrayó que las personas participantes en la encuesta muestran mayoritariamente (un 97,2%) que no consideran que exista un único estado emocional en la metrópoli, siendo las dos variables que influyen en esta opinión la pertenencia generacional (grupo de edad) y el nivel de renta.

La percepción de la metrópoli se encuentra, por ello, determinada por la influencia que ejerce la vivencia de la misma a partir de la pertenencia generacional y el status económico, frente a la menor influencia de otros factores tales como el género o el tamaño de la unidad familiar.

A continuación, Miguel Mencías y Ana Mata, miembros del Colegio de Psicología de Bizkaia, presentaron uno de los resultados más significativos del estudio que muestra una correspondencia entre el estado emocional individual de las personas residentes en la metrópoli y el estado emocional colectivo de la misma.

El estrés alcanza el primer lugar en esa emocionalidad metropolitana, seguido por la fatiga-agotamiento y la ansiedad-incertidumbre que también se encuentran igualmente posicionadas en las zonas más altas.

Igualmente, se han presentado las estrategias de afrontamiento que las personas participantes consideran que se están desarrollando por nuestra metrópoli para hacer frente a este estado emocional. En este sentido, se considera que la metrópoli está siendo asertiva, así como proactiva, elementos alineados con la percepción de capacidad colectiva para hacer frente al impacto y retos transversales de la pandemia. Sin embargo y al mismo tiempo, también están presentes otro tipo de estrategias de afrontamiento menos positivas, tales como el replegamiento y la ocultación. Ello denota que un colectivo nada desdeñable de la ciudadanía considera que todavía la metrópoli no acaba de ser consciente del calado de los impactos que la pandemia está produciendo ya, de hecho.

Así mismo, dentro del abanico de iniciativas concretas para contribuir a mejorar el estado emocional de la metrópoli (respuesta múltiple), destaca el predominio de las ayudas económicas, presente como acción en 2 de cada 3 respuestas. Las actividades culturales, los servicios de apoyo psicológico y la participación ciudadana (“promoción de actividades de participación social y cohesión”) se sitúan en un segundo grupo de acciones.

En cuanto a los agentes implicados en las acciones para contribuir a mejorar el estado emocional de la metrópoli, destaca el predominio de las instituciones. Sin embargo, en esta ocasión, destaca también el protagonismo que adquiere para las personas participantes del Bilbao Metropolitano la implicación de los servicios de salud y de los centros educativos.

Para finalizar, Olaia Larruskain, Profesora del Departamento de Psicología Social de la Facultad de Psicología de UPV/EHU, ha presentado el grado de auto-eficacia percibida en relación con la capacidad de la metrópoli para hacer frente a las dificultades de la pandemia. En este sentido, se constata una elevada autoestima colectiva, quizás influenciada por experiencias precedentes de autoeficacia de coyunturas complejas que forman parte de la memoria colectiva respecto a capacitación y capacidad, además de la confianza y las habilidades. es reseñable, en este apartado, el mayor grado de confianza transmitida por el grupo de mayor edad, dado que parece que el factor experiencia de la memoria colectiva referida a la resolución de coyunturas complejas pasadas está más presente en esta generación de mayor edad, seguramente por ser una memoria vivenciada.

Como conclusión, este estudio tiene como objetivo ofrecer un primer paso para incorporar el potencial del impacto emocional de los entornos urbanos como parte de su competitividad y para analizar la interrelación entre lo físico, lo sensorial y lo emocional, recuperando la aproximación a la ciudad, como producto humano.

Los bilbaínos aseguran sentir incertidumbre, estrés y agotamiento – EITB, 25-05-2022

Ziurgabetasuna eta nekea dira sentimendu nagusiak bilbotarren artean – EITB, 25-05-2022

Bilbao está estresado, cansado y ansioso El Correo, 26-05-2022

La crisis sanitaria ha dejado un Bilbao metropolitano estresado – Deia, 26-05-2022

Bilbao Metropoli-30 impulsa con las universidades y el colegio de psicología un proyecto para analizar el estado emocional de nuestra metrópoli – Estrategia Empresarial, 26-05-2022

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies