Hoy contamos con… José Antonio Garrido

Desde Bilbao Metropoli-30 lanzamos esta nueva newsletter mensual Etorkizuneko metropoliak – Metropolis de futuro, en la que queremos compartir aportaciones de nuestros socios sobre temáticas de futuro que pueden afectar a los territorios urbanos.

Además del envío mensual de la publicación Metropoli Berriak, en la que venimos informando de las actividades que desarrollamos, desde la Asociación queremos fortalecer nuestros canales de comunicación con nuestros socios y aprovechar su conocimiento en el diseño estratégico. Junto a las aportaciones de nuestros socios, el blog incorporará un conjunto de noticias vinculadas con el futuro de las metrópolis de carácter fundamentalmente internacional.

Para la apertura de este blog, contaremos con la inestimable colaboración del Diputado General de Bizkaia, Unai Rementería Maiz, a quien queremos agradecer su implicación personal en esta iniciativa.

En sus palabras, el Diputado General subraya la importancia de una gobernanza multinivel, holística, colaborativa y público-privada. Esa colaboración público-privada, característica intrínseca de Bilbao Metropoli-30, es precisamente la herramienta que, orientada al largo plazo puede ayudarnos a afrontar la gran confusión provocada por la pandemia mundial que estamos sufriendo y que ha producido un enorme impacto sanitario, económico, social.

Nos enfrentamos a situaciones de riesgo como en ningún otro tiempo. Muchos de los riesgos e incertidumbres nos afectan independientemente de donde vivamos y de nuestro estatus social, ya que están ligados a la globalización, que introduce otras formas de riesgo e incertidumbre unidas a la innovación.

Riesgo no es sinónimo de amenaza. El riesgo se refiere a peligros que se analizan activamente en relación a posibilidades futuras. Por ello, las sociedades orientadas hacia el futuro viven ese riesgo precisamente como un territorio a conquistar. La idea de riesgo supone una sociedad que trata activamente de no quedarse anclada en el pasado.

De ahí, la gran necesidad en este momento de dar mayor protagonismo a la sociedad civil y fomentar un liderazgo social comprometido para afrontar el riesgo hacia el futuro, apostando más que nunca por la creación de riqueza y su justa distribución.

Por su parte, el binomio de creación de riqueza y su justo reparto debe convertirse en un compromiso de largo plazo esencial para toda la sociedad. Uno de los aspectos de la crisis actual del capitalismo es precisamente el enfrentamiento y la elección en la empresa entre valores sociales frente a los valores operativos tradicionales.

Necesitamos un nuevo sistema económico que dé lugar a una nueva sociedad. A su vez, la nueva sociedad que se está configurando exige un nuevo paradigma del sistema económico. Es preciso un periodo transitorio inteligente que huya de planteamientos de todo o nada, de convencionalismos habituales y que abandone la senda del continuismo fatalista. Es esencial huir de simplificaciones reduccionistas que introducen confusión y niegan la capacidad de solución de problemas complejos a quienes pueden y deben hacerlo.

Para ello, será necesario hacer un gran esfuerzo para “convocar” al conjunto de excelentes profesionales de dentro y de fuera que comparten el proyecto y hacerles ver que merece la pena constituirse en el nuevo poder económico-industrial de nuestro entorno. Que su concurso es necesario y que la oportunidad es única. De hecho, más que empresas tractoras, debemos tener profesionales tractores, que por su posición empresarial sean capaces de generar riqueza. Igualmente, quienes lideren las decisiones políticas del futuro deben poder contar con equipos de personas que actúen en diferentes actividades económico-industriales, de probada competencia ética y técnica, que formen una auténtica red cuya base sea un proyecto compartido.

En la sociedad vasca, como en el resto de las sociedades, nos enfrentamos al reto de adaptarnos a esta nueva realidad. Y en esta coyuntura, tenemos que ser conscientes de que el primer paso nos corresponde a cada uno de nosotros/as, que somos quienes, desde nuestra responsabilidad personal, tenemos que elegir el papel que queremos jugar en este nuevo contexto que nos ha tocado vivir.

Con idea de contribuir a afrontar este “periodo transitorio” en el horizonte de los próximos años, Bilbao Metropoli-30 sigue trabajando para generar ideas, estrategias y oportunidades. Estas ideas se basan en la necesidad de contar con una ilusión, con los conocimientos necesarios y con unos comportamientos basados en valores positivos. Y todo ello desarrollado por las personas y para las personas.

 

José Antonio Garrido

Presidente

BILBAO METROPOLI-30

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies