Hoy contamos con… Amaia del Campo

Barakaldo ha empezado a mirar a la ría, para no darle la espalda nunca más

Basta darse un paseo por nuestra ciudad para comprobar que el Barakaldo actual no tiene nada que ver con el Barakaldo de hace veinte años. Nos queda la esencia, nuestro ADN, que va a permanecer inalterable, pero nuestra ciudad, está viviendo su segunda gran transformación social y urbana. Una transformación que tiene a las personas en el centro y los barrios y la ría como principales protagonistas. Y es que Barakaldo se está adaptando al nuevo siglo, a las nuevas necesidades de sus vecinos y vecinas, a los nuevos objetivos sociales que van surgiendo… Un Barakaldo cada vez más metropolitano gracias a la colaboración interinstitucional que hemos impulsado estos últimos años.

A pesar de que más del 60% del territorio barakaldés es natural, muchos de nuestros barrios carecen de lo que nos gusta llamar corazones verdes, núcleos naturales en los que respirar, descansar, disfrutar del ocio… Las nuevas actuaciones que estamos impulsando desde el gobierno municipal con otras instituciones y entidades privadas, van a permitir seguir acabando con el exceso de asfalto gris resultante de la desindustrialización, y convertirlo en verde. Queremos darle protagonismo a nuestra ría, un enclave único, diferenciador con respecto a otros municipios de Ezkerraldea-Meatzaldea y nexo de unión en el Bilbao metropolitano. Así, esta segunda gran transformación nos va a permitir, lo está haciendo ya, cambiar la visión que desde fuera tienen de nuestra ciudad: gris, triste, oscura, por la de una ciudad abierta, colorida, natural…

El nuevo Barakaldo se está creando con la participación de los y las barakaldesas, y eso lo hace único. Os invito a través de estas líneas a recorrer conmigo este nuevo Barakaldo repasando tres de los proyectos que marcarán un antes y un después. Tres proyectos que comparten tres objetivos: crear una ciudad más sostenible, más amable y con barrios más cohesionados. Tres proyectos con los que Barakaldo ha empezado a mirar a la ría, para no darle la espalda nunca más.

Comenzamos nuestro camino en Burtzeña, un barrio que pronto experimentará un cambio radical gracias a la regeneración urbanística de El Calero. Se crearán 7.700 metros cuadrados de equipamientos que dotarán de nuevos servicios al barrio y más de 550 viviendas nuevas, de las cuales la mitad serán de protección. Las vías del tren que actualmente dividen el barrio se cubrirán de manera parcial, haciendo así la zona más amable y accesible. También se crearán accesos mecánicos para unir Burtzeña con Cruces. El corazón verde de este barrio se creará con más de 20.000 metros cuadrados de espacios verdes. Esta actuación permitirá el tránsito entre la capital y nuestro municipio sea más amable.

Hemos llegado a Burtzeña en bicicleta, gracias al carril bici que se va a crear desde Zorrotza con el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Bizkaia; un ejemplo de trabajo en equipo con visión metropolitana. Y en bicicleta iremos junto a la ría hasta nuestra siguiente parada: el parque de ribera que pronto empezará a construirse con la colaboración de Bilbao Ría 2000. Más de 9 hectáreas de espacios verdes, zonas deportivas, ocio, playa verde… Sin duda, esta será una de las actuaciones claves en esta segunda gran transformación social y urbana de Barakaldo; una transformación que mira a la ría como protagonista de nuestra unión metropolitana.

Este parque y nuestra ría serán testigos del levantamiento de otro hito: el puente ciclable y peatonal que unirá nuestra ciudad con la vecina Erandio, hermanando dos municipios que siempre hemos estado muy cerca, pero muy lejos a la vez, debido al agua que nos separa.

Sin duda, el puente de cerca de 500 metros de longitud impulsado por el equipo del Diputado General, Unai Rementería, nos va a permitir dar respuesta a uno de esos nuevos retos sociales: el de la movilidad sostenible, por lo que gracias a esta nueva infraestructura y a la servicio mancomunado de alquiler de bicicletas eléctricas que estará en marcha a finales de este año, Barakaldo se convertirá en el eje de la movilidad sostenible con alternativas seguras para bicicleta tanto con Eskuinaldea como con la capital vizcaina.

Como decía al principio, nuestra ciudad no es la misma que hace 20 años. Somos un Barakaldo más sostenible, moderno y amable. Un Barakaldo nuevo que se está creando con los y las barakaldesas sintiéndose parte importante de un conjunto: nuestra metrópoli.

Amaia del Campo

Alcaldesa de Barakaldo

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies